Para estar en crecimiento personal en la Escuela para la Vida te rogamos que conozcas y aceptes las siguientes Disponibilidades y nuestra Forma de funcionar:


Disponibilidades:

* apertura a la escucha y al respeto mutuo: que vengas dispuesto a trabajar tus asuntos y en una actitud de colaboración y respeto mutuo entre nosotros.
* puntualidad: la puntualidad es una forma de cuidarse.
* compromiso con la cita: que te comprometas con las citas, intentando que haya los menores cambios o cancelaciones.

* responsabilidad personalque te has informado, vienes libremente y te responsabilizas del efecto que tenga en ti nuestro trabajo.
Las recomendaciones o consejos que podamos darte tienen que pasar siempre por tu propia reflexión personal, y eres tú quien decide seguirlos o no. En nuestro trabajo de crecimiento personal te ayudamos a crecer como persona y a tomar la responsabilidad de tus decisiones y de tu propia vida.


Para las personas que hacen trabajos grupales:
* confidencialidad: guardar absoluta reserva de todo lo que hayas visto u oído de las demás personas. Puedes contar todo lo que tiene que ver contigo, siempre que no desvele nada de los demás.
* apertura a compartir con otras personas los asuntos personales.
* respeto por los demás participantes: tanto durante el Encuentro como fuera de él. Si quieres ponerte en contacto con alguna persona que has conocido en el Encuentro, mira que sea desde el respeto y el cuidado, o no te pongas en contacto con ella. 
Tampoco aproveches el contacto con las demás personas del grupo para ofrecerles ningún producto o servicio, propio o de otra persona, ni aunque sea gratuito, sea del ámbito que sea (incluidos servicios de tipo psicológico, terapia, masajes...). 
Si tienes dudas coméntalo con nosotros.


Forma de funcionar de la Escuela para la Vida:

* Nos dedicamos al crecimiento personal, a ayudar a la persona a conocerse mejor a sí misma y cómo son sus relaciones. Aunque algunos tenemos una titulación del ámbito de la salud (psicología, medicina...), nos centramos en el crecimiento personal. 
El avance en la Escuela para la Vida se produce de forma gradual. Mejorar la vida no es un acto puntual, sino un aprendizaje que requiere tiempo y por tanto vamos acompañando en sucesivos encuentros.
De un modo no lineal y según la necesidad de la persona se van tratando temas como:
- gestión del cambio, abordaje de ideas limitantes, auto-concepto y auto-conocimiento, escucha activa.
- inteligencia emocional, desarrollo de competencias emocionales con el objetivo de mejorar las relaciones personales (pareja, hijos...).
- habilidades sociales.
- polaridad femenino - masculino.
- fijación y planificación de objetivos personales y profesionales, responsabilidad y compromiso en la toma de decisiones.
- gestión del talento, liderazgo, motivación, creatividad.
- aprender a aprender.
- relajación.
- expresión corporal.
- crecimiento transpersonal: lo espiritual en la vida cotidiana.
Llevando estos temas a situaciones experienciales de la vida cotidiana.

* No atendemos a personas que están en tratamiento psiquiátrico, psicológico, terapéutico o en rehabilitación por drogodependencia, ni a personas con antecedentes de trastornos mentales graves, porque es importante seguir claramente una línea de trabajo.
En el caso de enfermedades, trastornos o adicciones recomendamos seguir los tratamientos médicos, psiquiátricos o psicológicos correspondientes.
Hacemos crecimiento personal, no nos dedicamos a la salud ni hacemos terapia, ni nos dedicamos a la curación mediante terapias alternativas.
Por todo ello no hacemos diagnósticos ni emitimos informes, ni nuestro trabajo es desgravable en mutuas sanitarias, ni sirve para justificar trastornos o incapacidades, ni para demandas o reclamaciones -monetarias o de otro tipo- en procesos de divorcio, custodia u otras situaciones.
Si tienes alguna duda consúltalo con nosotros.

* No atendemos a niños ni a adolescentes.

* Importancia del propio proceso personal: En nuestro trabajo de crecimiento personal consideramos que la principal herramienta para acompañar a otra persona es el propio proceso personal. Por ello cada persona del Equipo de la Escuela ha hecho un largo proceso personal de aprendizaje a través de la experiencia, y ha alcanzado un buen nivel de autoconocimiento y de sabiduría sobre las personas, las relaciones y el mundo, dentro de la línea de trabajo de la Escuela.

* Supervisión y confidencialidadEl Equipo de la Escuela para la Vida mantiene encuentros periódicos de supervisión sobre su trabajo. En estos encuentros se trata con la máxima confidencialidad la identidad de cada cliente. 

* Responsabilidad personal entre la persona que acompaña y el cliente: Cada persona del Equipo de la Escuela es responsable de su trabajo. Los conflictos que puedan surgir con sus clientes es responsabilidad personal de cada persona que acompaña y no de la Escuela para la Vida. 
La Escuela para la Vida recomienda, según su criterio, con quién es mejor trabajar, pero es el cliente quien toma la última decisión de trabajar con esa persona y establecer una relación de responsabilidad mutua con ella. Entendiendo que el cliente siempre es libre de no trabajar con nosotros y buscar otro lugar.

* Uso personal: El trabajo que hacemos en la Escuela para la Vida es para usar en el ámbito privado de las personas. No es una formación profesional y por tanto no puede usarse, ni los conceptos ni lo aprendido, de un modo profesional (talleres, encuentros...) ni divulgativo (charlas, conferencias, entrevistas, artículos, libros...), ni aunque sea de forma gratuita o en grupos reducidos.
(Para las personas que, con los años, hacen un profundo proceso de transformación en la Escuela para la Vida, alcanzando un buen grado de conocimiento de sí mismo, de las personas, las relaciones y el mundo, y además tienen una cierta capacidad de empatizar y comunicar, la Escuela ofrece una formación y supervisión profesional que permite ayudar al crecimiento personal de otras personas en la línea de trabajo de la Escuela). 

Puedes cerrar tu trabajo con nosotros cuando lo decidas, sin necesidad de que des ninguna explicación ni justificación. 
La Escuela también puede decidir que no sigas asistiendo cuando lo creamos conveniente, sin que sea necesario que te demos ninguna explicación ni alternativa, más allá de las que queramos darte.
En ningún caso esta salida genera deuda o devolución, ni a ti, ni a la Escuela, ni con tus compañeros si trabajas en grupo.